Por: Gael Suárez / Fotos: Johán Carlos Roselló

Pinar del Río (31/ago).- Lágrimas producto de emociones encontradas, abrazos por el regreso y el homenaje por más de 5 décadas y media del bel canto en Cuba, han sido hasta ahora las principales cartas de entrada y triunfos del Festival Internacional Circuba a su paso por Vueltabajo desde el pasado viernes 25. Funciones memorables en el recién restaurado Teatro Milanés de la cabecera provincial y en los municipios de Los Palacios, San Luis, San Juan y Martínez y Viñales han sentado pautas de alegrías desbordadas y aventuras sin límites a través de espectáculos que solo consiguen desatar diversos estados anímicos.

Momento muy especial acaeció el viernes 25 de agosto en una lluviosa tarde sobre las 4pm cuando niños y mayores de diversas edades mostraron como regalo al elenco de Circuba 2017 todo lo bueno que saben hacer y todo el amor que pueden dar a pesar de ser pacientes con síndrome down. Luego en forma recíproca los artistas cubanos y de varias nacionalidades presentes en Circuba entregaron su arte legendario. El final…. bueno creo que fue mejor vivirlo (muy sensible y fuerte) que contarlo. Nadie quería que la tarde terminara, ya que las pasiones y los sentimientos se habían entremezclado y todos éramos cómplices de un amor inigualable.

Entretanto una tarde también especial vivió el bel canto, ese que hace más de 55 años demostró para los cubanos que a pesar de ser internacionalmente un arte muy elitista, en la isla es para todos los seres humanos sin distinción un arte de pueblo. Estrellas de los teatros líricos “Ernesto Lecuona” (Pinar del Río), “Rodrigo Prats” (Holguín) y Nacional de Cuba, fusionaron sus voces en un repertorio que alcanzó para mostrar a los presentes en el Milanés las más atractivas romanzas de zarzuelas como CECILIA VALDÉS y MARÍA LA O ó arias tan famosas de óperas como, TURANDOT, LA TRAVIATA, PAGLIACCI ó RIGOLETTO. El gran momento dedicado a la música del gran Ernesto Lecuona tuvo instantes llenos decoro en una escena sobria y elegante por donde también pasaron instantes dedicados al teatro musical.

Sutilmente emocionante para varios de los presentes fue el regreso a las tablas de la actriz Gladys Alvarado en la escena correspondiente a la interpretación del aria de la ópera PAGLIACCI, “Vesti la giubba” de Leoncavallo magistralmente cantada por el tenor Héctor Rodríguez, -visiblemente emocionado por ese momento-.

Las grandes sorpresas aún quedan para las dos últimas funciones del espectáculo CIRCO es… que hasta el viernes 1 de septiembre presenta siempre a las 9 de la noche, la sala Polivalente «19 de noviembre» en la capital más occidental de Cuba, Pinar del Río. Aquí descuellan por su brillantez y elegancia las gimnastas (muy aplaudidas en la primera noche) y los acróbatas de la Compañía Havana, el debut del caballo Dichoso y su domador Jesús Castro Jr., las increíbles ilusiones del Mago Guille, los legendarios payasos del show y el relevo esperanzador al cual está dedicada esta edición del festival: los niños, protagonistas del dúo de mástil acrobático a cargo de los jimaguas DUGUES.

A continuación de Pinar del Río finalizarán la gira nacional de Circuba 2017 las ciudades de Pedro Betancourt (domingo3), Jagüey Grande (lunes 4), Colón (martes 5) -todos en la provincia Matanzas-, el Teatro Velasco de la capital yumurina (miércoles 6 y jueves 7) y el regreso al famoso escenario del internacionalmente conocido, Anfiteatro del balneario de Varadero, donde las noches del sábado 9 y domingo 10 será clausurado la edición 16 de éste magno evento circense.

A %d blogueros les gusta esto: